DestacadasSociedad

La historia del policía santiagueño que dio un margen de vida a un niño, y el gesto de la familia del pequeño cuando el guardián del orden estuvo en grave estado

La historia la publiqué en el año 2017. Esta, cuenta sobre el encuentro de ambos protagonistas, y la retribución de la familia del niño cuando Cristian (el policía) estuvo grave a causa del Covid-19.

“Y un día se dio lo esperado, el cabo Cristian Montes y Manuel Robert pudieron conocerse personalmente en un emotivo encuentro que tuvo lugar en la ciudad de residencia del niño, en La Plata, hacia donde viajó Montes junto a sus padres, este joven hombre oriundo de Loreto que se convirtió en noticia al protagonizar un hecho sin precedentes en nuestra provincia. El emotivo encuentro tiene de trasfondo una historia movilizadora, el cabo Montes es quien le permitió, mediante donación de médula ósea, que Manu mejorara su calidad de vida tras verse afectado por una Leucemia.

La historia se inició entre la incertidumbre de la familia de Manu, del por entonces de cinco años, que pese a tener esperanzas, las mismas desfallecían con el transcurrir del tiempo y ver como la situación del niño empeoraba mientras se esperaba un donante de médula ósea compatible.

En el país se conocía una lista con casi 80.000 donantes registrados, la mitad de ellos en condiciones, pero sin encontrar esa persona que coincidiera con el tipo de médula que precisaba Manu para salvar su vida. Cuando las esperanzas eran escasas, y casi que se aferraban a un milagro, el mismo aconteció. La noticia recobró esperanzas, se sabía que en la provincia de Santiago del Estero había una persona que coincidía con lo que necesitaba Manu, mucho más que eso no se conocía, la cuestión era saber si él o la donante aceptarían. No hubo dudas, en un breve tiempo y empujado por el amor y la solidaridad, el donante accedió y se sometió a la extracción.

La felicidad embargó a la familia de Manu, quien fue sometido a una operación y en poco tiempo su vida volvió a resplandecer con la misma luz que lo había caracterizado; ahí surgió la pregunta ¿Quién era el héroe que le salvó la vida? Y la respuesta llegó, Cristian Ramón Montes, un cabo de la policía de Santiago del Estero.

Tras saber quién era el héroe, comenzaron las intenciones de un contacto, así fue que a finales del 2016 una misiva postal logró el primer acercamiento, el que se completó el pasado 17 de mayo en el hotel City de La Plata, donde ambos protagonistas de esta historia se fundieron en un emotivo abrazo cargado de amor que emocionó a todos los presentes.

La presencia de ambos en el 14º Aniversario de la creación del Registro Nacional de Células Progenitoras Hematopoyéticas del Incucai Argentina, que se celebraba en el hotel City, opacó toda formalidad, convirtiendo a Cristian y a Manu en los protagonistas estelares de la fiesta. Si bien la alegría se repartió en los protagonistas principales, también fue para las familias, en especial en los padres de Manu, quienes notablemente emocionados manifestaron su agradecimiento, recalcando que no habrá forma de terminar de agradecer este gesto solidario del policía santiagueño.

Cristian Montes, dentro de muy breve tiempo será papá, momento que espera con ansias junto a Mónica, su compañera, y con quien reside en Las Termas, por lo que este encuentro le puso un valor agregado a su gran momento emocional.

Luego de participar juntos en la celebración del aniversario de la creación del CPH, Cristian y Manu pudieron compartir un tiempo juntos, donde la familia del niño agasajó en su casa a quien ellos le llaman, su gran héroe”.

Esta fue la nota publicada un 25 de mayo del año 2017. Lamentablemente, un 17 de mayo del año 2018 el pequeño manu se fue de este mundo. Pese a ello, el agradecimiento de la familia del niño quedó permanente para Cristian Montes.

“Esos años desde el trasplante en el 2015 los tuvimos gracias a nuestro héroe de la provincia de Santiago del Estero, Cristian Montes, que donó médula para el trasplante”, compartió la familia tres años después cuando el numerario de la policía se encontraba en delicado estado de salud, internado en terapia intensiva a causa del Covid-19, pidiendo oraciones por él.

Afortunadamente, Cristian pudo reponerse, y hoy sigue disfrutando del cariño de su familia, integrada por su esposa y sus dos hijas. Quizás, Manu desde el cielo le devolvió gentilezas, y Dios fue generoso por el valorado acto de humanidad que supo tener Cristian con el ahora pequeño ángel.

*Nota escrita por José Jiménez.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar