ActualidadSociedad

El Papa Francisco volvió a condenar la eutanasia y el suicidio asistido

En la Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe "Samaritanus bonus", aprobada por el Papa, se reitera la condena de toda forma de eutanasia y de suicidio asistido, teniendo en cuenta los casos de los últimos años. Se da apoyo a las familias y a los trabajadores de la salud.

“Incurable no es nunca sinónimo de ‘in-cuidable’”: quien sufre una enfermedad en fase terminal, así como quien nace con una predicción de supervivencia limitada, tiene derecho a ser acogido, cuidado, rodeado de afecto. La Iglesia es contraria al ensañamiento terapéutico, pero reitera como “enseñanza definitiva” que «la eutanasia es un crimen contra la vida humana», y que «toda cooperación formal o material inmediata a tal acto es un pecado grave» que “ninguna autoridad puede legítimamente imponerlo ni permitirlo”. Esto es lo que se puede leer en «Samaritanus bonus», la Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe «sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida», aprobada por el Papa Francisco el pasado mes de junio y publicada este 22 de septiembre de 2020, redactó Vatican News.

En la carta se aborda temas como, “La actualidad del Buen Samaritano”, “Incurable, pero jamás ‘in-cuidable’”, “El valor inviolable de la vida”, “Obstáculos que oscurecen el valor sagrado de la vida”, “El Magisterio de la Iglesia”, “No al ensañamiento terapéutico”, “Ayudar a las familias”, “Cuidados en edad prenatal y pediátrica”, “Sedación profunda”, “Estado vegetativo o de mínima consciencia”, y “Objeción de conciencia”.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar