ActualidadDestacadasPoliciales - Judiciales

Detienen a dos policías y otros dos pasados a disponibilidad por realizar coimas en el puesto policial de Yutu Yacu

Por disposición de la justicia, se procedió a la detención de dos policías, un oficial y un cabo primero, y el pase a disponibilidad de dos agentes, todos involucrados por exigir “colaboraciones” a un comerciante en el puesto caminero emplazado en el límite interprovincial.

La justicia dispuso la detención de dos policías, mientras que la jefatura local de policía pasó a disponibilidad a otros dos más, involucrados en coimas contra un comerciante de Las Termas.

Cuatro personas que cumplen la función de servidores públicos podrían perder su trabajo por incumplir con el deber de la profesión que escogieron. Todo comenzó cuando un comerciante de esta ciudad radicara una denuncia en sede policial durante la tarde del jueves, donde expresó que un oficial del puesto caminero de Yutu Yacu le había exigido una serie de colaboraciones a cambio de no retenerle la camioneta.

El comerciante expresó que, la situación comenzó hace aproximadamente tres semanas, cuando el oficial le pidió una colaboración de pollos y verduras para compartir con sus camaradas de turno. Según expuso el denunciante, tres vehículos de su propiedad, dos camionetas, un trailer y un camión, constantemente se trasladan a la zona limítrofe donde realizan el traspaso de mercadería desde Tucumán hacia esta ciudad, contando con todas las habilitaciones que se exigen.

Sin embargo, adujo el comerciante, de buen samaritano colaboraba con los policías que cuidan nuestras fronteras. De esta gentileza se habría aprovechado este oficial que comenzó a exigirle cada vez más cosas. Mediante mensajes de WhatsApp, el numerario de la fuerza provincial comenzó a exigirle otras “colaboraciones”.

El día jueves en horas de la mañana, el oficial le exigió que le lleve un asado, pollos, pan y verduras. También le pidió que, cuando vaya a comprar le deje a 1.500 el cajón de pollos, y a 100 pesos el kilo de milanesa, y que si no había acuerdo le retenía la camioneta que estaba en el puesto limítrofe esperando a proveedores de Tucumán.

Ante la negativa del comerciante, el oficial bajó sus pretensiones, pidiendo solo pollos, pan y verduras, y que sea puntual la entrega a las 11 y no a las trece, caso contrario le realizaba “una multa de 16 mil pesos a la camioneta por falta de Senasa”, y que, si no cumplía con los pedidos, “más vale que no pise” por Yutu Yacu.

El comerciante adjuntó todas las capturas de los mensajes, y agregó que, había otro policía, un cabo primero, que era el que recibía las colaboraciones. Sostuvo que este último primero lo trataba de manera maleducada, pero después era amable para retirar los pedidos que hacía el oficial.

Informados de esta situación, la superioridad uso en conocimiento del hecho al fiscal coordinador del Ministerio Publico Fiscal local, Dr. Ignacio Guzmán, quien dispuso se proceda al secuestro de los celulares de los policías, y la detención inmediata de los mismos, tomando intervención el juez Dr. Diego Martín Vittar.

El oficial, de 27 años, y el cabo primero de 37 años, fueron detenidos, se les retuvo el arma reglamentaria y la credencial, y se los trasladó a la sede de Infantería donde quedaron alojados.

Las máximas autoridades policiales también tomaron medidas disciplinarias contra los dos agentes que formaban parte de la guardia, quedando ambos en disponibilidad inmediata a disposición de la dirección de Recursos Humanos de la policía de la provincia.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar