DeportesDestacadas
Tendencia

Le obsequiaron la camiseta que usó Maradona en Nápoli como regalo por su debut en primera

Como si fuera poco debutar en la élite del fútbol argentino, Rosales recibió de regalo una casaca que supo usar el 10 en Italia. Al llegar a su ciudad hubo recibimiento especial.

Jugar en primera, también catalogado como “el sueño del pibe”, el sueño se cumplió, el pibe jugó. El sábado 20 de marzo del 2021 será una fecha que jamás olvidará, ni él ni su familia. Una tarde de verano casi otoño, en el reducto “del bosque”, casualmente la última cancha que piso el Diego, el termeño forjado en el potrero de su familia ubicado en el barrio El Porvenir, jugaba sus primeros minutos en la máxima categoría del fútbol argentino, defendiendo los colores de Atlético Tucumán. Para llegar a ese punto de su historia, habría que primero contar muchos capítulos de lucha y esfuerzo.

El equipo dirigido por Omar De Felipe jugaba por la sexta fecha de La Copa de La Liga Profesional de Fútbol 2021. El conjunto decano llegaba diezmado por la lesión de algunos referentes, como Cristian Erbes (volante) y Javier Toledo (delantero). El encuentro disputado en la ciudad de La Plata, tuvo inicio a las 14:15 de ese día. Y claro, como cada vez que “el decano” juega, las expectativas puestas en el debut, estaban intactas y más optimistas que nunca. El plantel tucumano, había partido el jueves desde el aeropuerto local hasta Ezeiza.

Rosales nos comentó que esta semana había sido difícil para él, se había replanteado algunas cosas y hasta dudo de su continuidad. Sin embargo, el destino le preparaba lo mejor.

El joven futbolista fue recibido con mucha algarabía por familiares, amigos y vecinos de la localidad de El Porvenir.

Luego de jugar y cumplir su sueño, Rosales fue a visitar en Villa del Parque a personas con quien supo tener una relación de familiaridad y quedó una buena relación. La gente que visitó Hernán, es familia de Diego Maradona, con quien supo tener una amistad cercana en su paso por Argentinos Juniors. Sergio López Muñoz, hijo de Ana Maradona, hermana mayor del diez, le regaló una camiseta que supo usar Diego en el Nápoli de Italia. También recibió la camiseta de Dorados de Sinaloa, México, equipo donde dirigió el astro de Villa Fiorito.

Al volver a la ciudad termal, fue recibido por sus familiares y amigos del barrio “El Porvenir”. Llegó con su representante y se encontró con abrazos de sus padres y hermanos, que seguramente lo necesitaba. En una entrevista realizada hace algunas semanas con Magazine Deportivo, había asegurado que, al momento de entrar al campo de juego, se le iban a cruzar todos los recuerdos con sus padres y tanto esfuerzo realizado por ellos. Había una frase que estuvo presente en carteles y decía “gracias por dejarme soñar con vos”.

El joven termense vuelve a entrenarse con Atlético Tucumán este lunes. El próximo lunes, las ilusiones volverán, cuando el decano reciba a Newell`s en el “Monumental José Fierro” y el deseo de todos los termeños de volver a verlo en cancha y, por supuesto, el objetivo personal de sumar minutos y lograr continuidad.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar