ActualidadDestacadasSociedad
Tendencia

En plena pandemia, egresaron 12 enfermeras de la Profesionalización para Auxiliares de Enfermería

En el transcurso de la semana pasada varias enfermeras tuvieron el privilegio de cumplir su sueño a la misma vez que se mantienen en la primera línea de la batalla contra el Covid-19. Carmen González, delegada local de ATSA, expresó la satisfacción de muchas personas por poder cumplir el sueño de ser enfermeras y enfermeros profesionales.

En plena pandemia, estando en la primera línea, arriesgando su vida y trabajando casi de manera sostenida desde hace más de un año, doce personas lograron egresar de la carrera de Profesionalización de Auxiliares de Enfermería, y otros doce están a punto de concluirla.

Tras el arribo de la carrera en el año 2.018 a Las Termas de Río Hondo, alrededor de 50 auxiliares de enfermería del hospital zonal, salas y centros de atención primaria de la salud provinciales y municipales, como también de la parte privada, iniciaron su formación para tener mayores herramientas en la profesión que, en algunos casos, la venían desarrollando desde hace más de 20 años.

Tras sortear diversos obstáculos, especialmente esta difícil situación sanitaria que los involucra por ser trabajadoras de la primera línea, egresaron nuevas enfermeras profesionales, completando el cupo de 12 egresadas, y otras 12 que están a poco de recibirse.

Carmen González, delegada de ATSA y una de las egresadas en el transcurso de la semana pasada, manifestó que, “la verdad que ha sido un gran desafío para nosotros terminar, cursar este sueño que no lo podíamos concretar en sí, por el hecho del gasto que causa estar en la facultad”.

La flamante enfermera profesional también se refirió a las dificultades que tuvieron que enfrentar durante la carrera. “Los conflictos que hemos tenido, los obstáculos que se nos han cruzado en cuanto a las compañeras o a mí que trabajo en dos lados, en cuanto a la planificación por la falta de personal que había y por ahí no nos daban permisos para las presenciales, o cuando teníamos exámenes”, indicó Carmen, quien también agregó que otro desafía era por el hecho que cada una de las cursantes tenía sus propias familias que atender, situaciones de enfermedad de los hijos, entre otras tantas.

La carrera, que tiene una duración de dos años y medio, la atravesaron en última etapa en plena pandemia, lo que motivó mayores esfuerzos. “Llegar en estos momentos de pandemia, con tanta necesidad, también se nos complicó muchísimo. Ha sido un desafío de la tecnología para nosotros, porque muchos no tenemos la facilidad de acceder a internet, a una computadora, algunas compañeras que vienen de muy lejos para el trabajo y para las presenciales en su momento”, destacó la enfermera que ya lleva casi 15 años en la profesión.

La carrera les dejó una formación, pero también poder haber compartido con otras personas y conocerse en profundidad. “Hemos tenido la certeza de poder compartir y conocernos con otros compañeros de la parte privada, e incluso del mismo hospital, que por más que trabajábamos en el mismo lugar no teníamos la posibilidad de conocernos como personas”.

«La Turca» Guzmán fue una de las primeras egresadas. Lamentablemente no le pudo ganar la batalla al Covid-19.

Carmen destacó la perseverancia que los mantuvo, y también al dolor por “la pérdida de una compañera que se recibió, estaba a punto de jubilarse, y perdió la vida a causa del virus”. “ha sido una gran compañera, nos prestaba la casa, nos brindó conocimiento”, expresó recordando a Isabel “La Turca” Guzmán.

Finalmente, en nombre de sus compañeras, agradecieron a ATSA y a las autoridades municipales, por haber firmado el convenio con Isalud, lo que les permitió alcanzar el sueño de ser enfermeras profesionales.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar